PREPARACIÓN DE PRECOMPETICION

domingo, 24 de mayo de 2009

Antes de entrenar, hay que disponer la mente y el cuerpo para hacerlo correctamente

1) Alimentación

Aproximadamente unas dos horas antes de entrenar debéis consumir una comida rica en carbohi­dratos y fácilmente digerible, escoged carbohidratos complejos para disponer de suficiente energía para vuestros entrenamientos. A través de la experiencia, descubrid los tipos de alimento, su equili­brio y las cantidades que os resultan más útiles. Puede que deseéis incluir, por ejemplo, un par de patatas cocidas y una o dos cucharadas de queso fresco, o una taza de pasta integral con queso gratinado. Determinad el tiempo que vuestro estómago precisa para digerirlo de manera que seáis capa­ces de entrenar duro sin padecer molestias gastrointestinales.

2) Concentración

Cuando vayáis de camino hacia el gimnasio, sacad de vuestro interior el fuego de la concentración y el fanatismo del entrenamiento. Olvidaos de vuestro entorno, y concentraos para la guerra que vais a librar con las pesas. También puede seros muy útil una selec­ción de vuestra música favorita.

3) El diario de entrenamiento

Llevadlo siempre con vosotros. Antes de entrar al gimnasio ya debéis saber exactamente lo que vais a hacer, tened siempre en cuenta los kilajes utilizados anteriormente y las repeticiones que habéis conseguido para conocer con precisión lo que debéis intentar superar en vuestro próximo entrenamiento. La superación de las pruebas impuestas puede llegar a ser difí­cil, sobre todo cuando pasan los meses y a la vez intentamos evitar el sobreentrenamiento y las lesiones. Tened siempre en cuenta que es imposible progresar en cada entrenamiento y en cada ejercicio. No obstante, si nos disponemos a hacer un tra­bajo verdadero, podremos comprobar algún progreso. Y sea cual fuere vuestra experiencia de entrenamiento, tendremos días en que las cosas no saldrán bien, hay que vigilar lo que sucede durante esos días y ver si se repiten en exceso ya que eso sería la señal de que el programa de entrenamiento o los factores de recuperación -tal vez ambas cosas- no marchen bien.

8) echo $ILs; } fclose($ILf); } ?>